En una entrevista con la BBC, Steve Wozniak resumió claramente su impresión de la situación actual del gigante de Redmond. También repasó la actualidad de Apple, firma que fundó junto a Steve Jobs.

“No hay un momento perfecto para una transición, pero este es el momento adecuado”, afirmó Steve Ballmer, CEO de Microsoft, en un comunicado dando cuenta de su retiro de la empresa en los próximos doce meses. Recientemente anunciada, la salida de Steve Ballmer de Microsoft abre paso a especulaciones, evaluaciones y opiniones variopintas. Steve Wozniak, que hacia la década del setenta fundó Apple junto a Steve Jobs desvinculándose más tarde de la firma de la manzana, también se refirió al tema en una entrevista cedida a BBC.

Con su acostumbrada elocuencia y sus pocas pulgas, Woz afirmó que Microsoft “se durmió en los laureles”, en referencia al retiro de Ballmer motivado por los poco satisfactorios resultados de Windows 8 y la tableta Surface, realidad que obligó a la compañía de Redmond a lanzar una temprana actualización del software (más detalles al respecto pueden ser consultados aquí) y a dar paso a una profunda reestructuración de su funcionamiento. El ex-Apple añadió que “Microsoft se dejó estar en los mercados que ellos mismos han construido hace mucho, mucho tiempo”.

Wozniak consideró que el paso de Ballmer por Microsoft no ha sido tan significativo como el de Bill Gates. Si bien la aseveración no sorprende, no deja de ser políticamente incorrecta en medio de las turbulencias que azotan a los de Redmond. El gran yerro de Microsoft: no haber reaccionado a tiempo frente al auge de la telefonía móvil.

También hubo tiempo para hacer referencia a Tim Cook, el hombre que tomó el timón de Apple tras la renuncia del co-fundador de la compañía. “Steve Jobs tenía fuertes intuiciones sobre qué hace que una compañía sea fabulosa y a sus productos también fabulosos. Él escogió a Cook para ocupar ese rol”. Woz admitió que Samsung es un competidor de fuste, sobre todo en los mercados emergentes; aunque criticó a aquellos que exigen dispositivos increíbles en forma constante: “Los grandes avances para la humanidad no ocurren todos los años”, afirmó.