Vive con sus padres en un barrio porteño. Fue arrestado en el marco de una operación que la policía local denominó “Zombie”. El dinero era retirado en Rosario.

En una investigación a cargo del departamento de delitos informáticos de la Policía Federal, la cual se remonta a 2012, fue detenido un joven de 19 años acusado de ser el responsable de un gran volumen de fraudes informáticos locales e internacionales consistentes en el desvío de dinero en portales de transferencia y sitios de apuestas, según se ha informado.

La Policía Federal conjetura que este joven, residente en el barrio porteño de San Cristóbal donde convive con sus padres, desviaba una suma cercana a los US$50 mil al mes. Además de allanamientos en aquel domicilio, se realizaron otros en la ciudad de Rosario, donde se concentraban los retiros del dinero. Las investigaciones apuntan a que este hacker contó con la colaboración de su padre y de un ingeniero informático, también bajo la lupa de la justicia.

La fuerza secuestró computadoras, cables de conexión especiales, routers, numerosos discos de almacenamiento y servidores. Se indica que estos equipos superan las capacidades de cualquier usuario, incluso los más especializados. Se indica además que el detenido había instalado cámaras en la cuadra a modo de vigilancia ante un eventual allanamiento.

La operación fue denominada “Zombie”, puesto que este hacker hacía uso de una cuantiosa red de computadoras zombies que, al enviar peticiones al mismo tiempo y en conjunto, lograban saturar el servidor para, en tal instancia, dar forma al ataque con el consecuente desvío de dinero. Antes de ello, plantaba un malware en las computadoras que sumaba a su botnet.